Sinfonía de Emociones
Bienvenidos a Sinfonia de Emociones! Un sitio para escribir, leer, disfrutar entre amigos!

Sinfonía de Emociones

Donde fluye desde lo más profundo del alma, corazón y ser mi sentir, tú sentir y de los que deseen acompañarme con respeto, amor y paz.
 
ÍndicePortalGaleríaMiembrosFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Palabras claves
Últimos temas
» Situaciones que me hacen pensar...
Lun Mayo 08, 2017 4:17 pm por Lilian Epstein

» VIAJE DE IDA
Jue Mar 23, 2017 7:09 pm por Beto Brom

»  Ama a quien te ama, no a quien te ilusiona
Jue Mar 09, 2017 11:47 am por Lilian Epstein

» La impotencia se siente y el estrés se acentúa…
Jue Feb 16, 2017 3:41 pm por Lilian Epstein

» Feliz Día del Amor y la Amistad
Miér Feb 15, 2017 2:25 pm por Lilian Epstein

» Los asados del último Sábado del mes
Miér Feb 15, 2017 1:03 pm por Beto Brom

» Madrugada enmorada
Miér Feb 15, 2017 10:24 am por Lilian Epstein

» COMPARTO MI ALEGRÍA
Dom Feb 12, 2017 7:45 am por Beto Brom

» Hola amigos, me presento
Mar Ene 31, 2017 12:08 pm por Marah

» BRUJULEANDO (dueto literario)
Dom Ene 22, 2017 8:45 am por Beto Brom

» Porque considero lo deben saber
Vie Ene 20, 2017 10:18 am por Monica Pamela

» Carrera sin miramiento
Vie Ene 20, 2017 3:22 am por Beto Brom

» musica en sinfonia!
Jue Ene 19, 2017 3:03 pm por Lilian Epstein

» ¡La Paz Sea En El Mundo!
Jue Ene 19, 2017 12:52 pm por Lilian Epstein

» nueva Sinfonia de Emociones, pintamos la casa!!
Jue Ene 19, 2017 12:42 pm por Lilian Epstein

» Adiós Año Viejo...Bienvenido Año Nuevo!!!
Vie Dic 30, 2016 4:14 am por Beto Brom

» ¡Sí!, soy una mujer difícil..
Miér Dic 21, 2016 6:17 pm por Lilian Epstein

» Sentimientos que dirigen mi pluma
Miér Dic 21, 2016 6:14 pm por Lilian Epstein

» No desees ser quien no eres con ese rostro de...¡yo no fui!
Miér Dic 21, 2016 6:07 pm por Lilian Epstein

» Un momento no es una vida aunque... ¡una vida se va en un momento!
Miér Dic 21, 2016 5:41 pm por Lilian Epstein

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
CalendarioCalendario
Los miembros más etiquetados
Compañeros

Crear foro

Foroactivo en Facebook Pagina Foroactivo en Facebook YouTube de ForoactivoTV Foroactivo en Twitter


Comparte | 
 

 ¿A dónde hemos llegado?, tomemos conciencia!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lilian Epstein
creadora
avatar

Mensajes : 224
Puntos : 382
Reputación : 43
Fecha de inscripción : 12/05/2016
Edad : 69

MensajeTema: ¿A dónde hemos llegado?, tomemos conciencia!   Miér Dic 21, 2016 4:26 pm




Ella disfruta, ríe, se siente feliz porque motivos  tiene pero… después de haberse propuesto evadirse vacacionando unos pocos días,  a su vuelta la realidad  se hace presente y hasta… siente culpa por reír, por sentirse feliz cuando otros lloran por tanta injusticia.


Pero no es ni debería ser su problema, ni siquiera su preocupación ya que ella o él, según el caso, no lo ha ocasionado y, por tal motivo, no debería darle importancia.


Según la lógica actual, y generalizando, se debe mirar al costado, no darle ninguna importancia, seguir adelante con lo que se quiere, con lo que gusta, con lo que siente le hace feliz.


¡Qué fácil es escribirlo y que difícil es sentirlo!


Me suena y lo siento imposible, por lo menos para mí.


¿Cómo no sentir dolor cuando jóvenes, niñas y niños, adolescentes, que tienen la vida por delante para vivirla, los que salieron de sus casas para hacer algún mandado, o yendo a la casa de una amiga o amigo, a la entrevista de trabajo programada, o una noche de sábado a bailar con un grupo de amigos  y… ¿dónde están, por qué no llegan, qué los habrá demorado?, preguntas que se hacen los padres  quienes desesperados corren a la dependencia pertinente a hacer la denuncia correspondiente por la desaparición de su ser querido. La impotencia los invade como también el terror por la duda de no saber y ese terrible pensamiento  los empuja a iniciar su propia  búsqueda, la que continúan y… no se encuentra, y no aparece hasta que un llamado desde una comisaría, por ejemplo, invita a la familia denunciante – a veces son varias- a dirigirse a la morgue para reconocer si el cuerpo  que han encontrado es de quien  están buscando.


Desesperados, rogando no sea quien se encuentra perdida/do, rápidamente, no vuelan porque no tienen alas, ya que de tenerlas lo harían, llegan al  lugar uno, dos, tres y más personas, de distintas familias, desconocidas entre sí, van pasando a mirar ese cuerpo frío, lastimado -en ocasiones- violado, tantas veces irreconocible por una golpiza o por haber sido arrollado por un auto conducido por un conductor ebrio, o por tantas opciones más, diciéndose a sí mismos: - ¡no!, no puede ser que sea ella o él!


… y van saliendo mostrando alivio en sus rostros, hasta que un desgarrante grito se escucha… esa madre, ese padre horrorizados y destruidos han reconocido el cuerpo  de su hijo, ese hijo o hija  que nadie les devolverá porque un degenerado usando y abusando de la vulnerabilidad del adolescente, quien creyó inocentemente  en ese miserable que engaño su inocencia , cuando sabiendo que buscaba trabajo –una de las opciones- usó esa necesidad invitando  se presentara con todos sus datos para  ser entrevistada en algún lugar; lugar al que se dirigieron con muchos deseos de ser aceptadas y así sorprender, grata y orgullosamente a sus padres  por haber conseguido un trabajo digno, lugar al que algunas jamás llegaron y las que sí lo hicieron , ya dentro, se dieron cuenta del engaño y no pudieron hacer nada para escapar .


Esas niñas, jóvenes muchachas ni siquiera se habían puesto a pensar en el peligro que corrían, no había desconfianza ni maldad en ellas, sentían  a esos individuos, los que se habían conectado con ella o ellas debido a que necesitaban personal para sus negocios, responsables y honestos.


Ni se les pasó por la mente que fuesen patológicamente, psicópatas manipuladores…


Refiriéndome a la confianza, prácticamente, inmediata con personas que por medio de Internet vas conociendo por invitación en alguna red social, mediante un chat, o en la parada de un ómnibus, donde se espera el mismo para ir a trabajar, al instituto educacional, al médico, etcétera , o en otros lugares que habitualmente frecuentamos, infelizmente se filtran indeseables, cobardes que ni siquiera usan sus propios nombres ni fotografías, si el caso lo amerita, con el solo fin de encontrar adeptos que más tarde o más temprano logran sean sus inocentes víctimas.


Y yo me pregunto: ¿adónde hemos llegado?




¿Es lógico  que una joven de entre 17 y 20 años deba dirigirse a la facultad, por ejemplo, acompañada de su madre o padre, como lo hacía cuando concurría a la primaria o secundaria?


¿Es lógico que el miedo se imponga, qué el pánico envuelva a familias enteras por estos miserables?


¿Es lógico que nuestros hijos se sientan acosados por sus padres, que tengan discusiones porque sienten los cuidan demasiado y tanto más?


¡No!, no es lógico pero si es necesario que hablemos con nuestros hijos, y si es posible hacer reuniones periódicamente, haciendo participar a sus amigos y a los padres de los mismos también.


Es necesario  que entiendan, que comprendan que no deseamos molestarlos, solo los cuidamos alertándolos de los peligros,  de lo que sucede en ese otro mundo que pueden encontrarse al cruzar  la puerta de sus casas y/o al encender su computadora.

Esa otra parte del mundo que debemos desterrar  para así volver a vivir sin toxicidad.

Que sepan que seguro murió, que el camino se hace al andar… y a pesar de ello no deseamos inculcarles miedos pero si el que sean precavidos, que no se encierren en ellos mismos, que sepan que no son menos inteligentes ni menos seguros por consultar, dialogar con sus padres, sin duda recibirán el mejor consejo aunque no sea del agrado de los hijos, es ahí donde los padres, con mucho cariño, paciencia y respeto, debemos entablar el diálogo para hacerles ver donde se encuentra la equivocación que puede llevarlos al peligro;  por tal motivo y dentro de nuestras posibilidades  los seguiremos cuidando, no avasallándolos, ¡sí! mostrándoles los pozos y piedras que, posiblemente, pudiesen encontrar en el camino de sus vidas sabiendo, positivamente, que se aprende de los errores, que encontrarán algunas piedras en su camino, pero deben saber que tratamos, dentro de nuestras posibilidades, que no se golpeen ni caigan a sabiendas.


Nos podrán decir pesados, sobreprotectores, molestos y los calificativos que deseen, pero deben entender que, infelizmente, se han multiplicado los femicidios, homicidios  por déspotas, psicópatas… y no deseamos, me incluyo como madre y abuela y, sobretodo, como ser humano,  que esa escoria humana logre, como seguramente lo quieren, infectar sus mentes, sus cerebros con sustancias tóxicas, y mucho menos que les quiten sus vidas, vidas que hemos traído a este mundo con amor para que la vivan viviendo con seguridad, libertad,  amor , paz.


Para que sus hermosos sueños, deseos, anhelos se hagan realidad


No deseamos volver a la época de las cavernas, ¡sí deseamos volver a lograr un mundo donde criar hijos sin miedos, seguros de sí mismos, sin discusiones ni enfrentamientos con quienes deseamos con alma, corazón y ser, ¡nosotros sus padres!, que vivan con salud, amor y paz en ese mundo que tanto añoramos y… que si no se logra, según mi humilde opinión, será debido a que no tomamos conciencia y asumimos que ese espanto que le sucedió al otro… también nos está sucediendo a cada uno de nosotros por el solo hecho de que nos duele, que no lo hemos dejado pasar por alto, porque no podemos dejar de pensar:


¿A dónde hemos llegado y… cómo se arregla esto?


Siempre digo que los extremos, en todo sentido son dañinos, y no debemos llegar a ellos; ni dejando pasar las cosas como si nada hubiese ocurrido, ni sembrando pánico.


No debemos ser rehenes de nuestros hijos, ni nuestros hijos nuestros rehenes y para ello, según  mi humilde entender y sentir, debemos dialogar sin excepciones ni miedos.


 


Emociones del Alma

Lilian B. Epstein

Derechos de autor Nº 902526



Imagen de Internet




_________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sinfoniadeemociones.foroargentina.net
 
¿A dónde hemos llegado?, tomemos conciencia!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» hasta aqui hemos llegado... en dique seco
» recien llegado a este mundo
» UN TORBELLINO DE ROCK & ROLL HA LLEGADO A LA CIUDAD
» Y HOY HEMOS TENIDO SOL
» Tomemos unas copas.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Sinfonía de Emociones :: Sentimientos-
Cambiar a: